A interiorismo

En mi visita a Madrid en esta Navidades he aprovechado para ir al teatro. En el teatro Lara estaba la obra “Burundanga” y mientras hacíamos cola bajo la lluvia decidimos cruzar la calle y meternos en un local muy especial justo enfrente.

Maricastaña Bar & Kitchen es un lugar especial de los que está reconvirtiendo el barrio de Malasaña donde disfrutar Brunchs and cakes y demás.

Desde fuera, a través de los ventanales, se intuía un espacio oscuro pero con mucha de vida. Y es que estaba lleno!

Como marca la tendencia de decoración “vintage” había sillas recuperadas de distintos materiales y mesas de madera natural de diferentes medidas. La más grande, te invita a compartir, es el lugar que hubiera elegido para tomar un té y una porción de tarta casera de zanahoria, buenísima). Ya digo que no había sitio, así que, encontré un hueco en la barra y allí nos instalamos a disfrutar y a observar:

Predomina el color claro de la madera y el blanco de los ladrillos de las paredes. Las instalaciones están medio ocultas con paneles acústicos de fibra en el techo. En medio de este techo cuelga “algo”: una maraña en tonos naturales… ahhh! es una soga liada; le da un toque especial hasta el punto de preferir mirar a otro lugar). Veo que hay farolillos muy naúticos sobre la barra de madera natural y bombillas colgadas que se sortean por todo el local. La iluminación es tenue y agradable y destaca la secuencia de librerías retroiluminadas que cubren la pared a modo de segunda piel y que a la vez dejan entrever el muro descarnado y blanco. La pintura blanca ha tapado directamente todo el continente, sin más capas de protección o acabado, a excepción de 2 pilares de fundición.

Siempre hay que visitar los aseos de los lugares especiales así que, allí fui, y me encontré con una estrecha escalera entre barandillas y ladrillo llegando a un salón íntimo y no tan atestado, cubierto de arcos y bóvedas de ladrillo. La zona te recibe en una antesala con un original lavabo en ángulo, su instalación de cobre vista. Espejos varios decoran las paredes  y tan solo 2 focos puntuales iluminan el paso. Los aseos que se cubican entre paneles moldurados de madera, siguen con la estética del local.

Algo que destacar desde el punto de vista del interiorista,  es que este tipo de estética, ahora más que nunca nos acompaña cálida y acogedora,  la recibimos con los brazos abiertos ya que nos permite evitar remates entre paramentos, dejar tubos, cables a la vista… es muy “crafty”, el menú y repostería muy “handmade” y damos nuestra bendición… si el servicio es cercano y amable todo encaja.

diseño especial bar diseño especial cafe ainteriorismo  diseño especial cafe diseño especial cafe diseño especial cafe diseño especial cafe  diseño especial cafe diseño especial cafe ainteriorismo maricastaña

Maricastaña está en Corredera Bajo de San Pablo, 12. Madrid

Por cierto, Burundanga es no parar de reir… fue una tarde genial.

Fotos de www.madridcoolblog.com / www.madridinfashion.com / www.madridinlove.com

 

Diseño de Frutería: PUNT de SABOR arrow-right
Next post

arrow-left Regalos Crafty para Navidad
Previous post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat